El crédito hipotecario es un crédito o préstamo a mediano o largo plazo que se otorga para la compra, ampliación, reparación o construcción de una vivienda. Tiene la particularidad de que la propiedad adquirida queda en garantía o hipotecada a favor de la institución.

Para tener una buena salud crediticia sigue estos consejos:

  • El sueño de la casa propia es un objetivo a largo plazo, por lo tanto, cuando cotices un crédito hipotecario recuerda que es una deuda que se asume por un período de tiempo extenso, por lo que debe ser una decisión pensada y analizada detenidamente.

  • Al momento de contratar un crédito hipotecario considera un monto de dividendo compatible con tu renta. Se recomienda que el dividendo no exceda el 25% del ingreso familiar disponible y estable.

  • Cuando cotices un crédito hipotecario, se recomienda no financiar más de un 80%, por lo que debes contar idealmente con un pie de al menos el 20% del valor de la propiedad.

  • Recuerda agregar la cuota de tu crédito dentro de los egresos de tu presupuesto familiar, así podrás planificarte mejor para los siguientes meses.

  • Paga las cuotas de tu crédito a tiempo, antes de la fecha máxima de pago. Así evitarás caer en una situación de sobre endeudamiento

  • Recuerda que si cambias tu domicilio, debes informarle a tus acreedores (entidades financieras) lo más pronto posible.

  • Al tomar un crédito define la fecha de vencimiento de las cuotas lo más cerca posible de la fecha de pago. Es recomendable además, optar por el descuento por planilla o automático.

  • Una simulación de un crédito no es lo mismo que una cotización. La simulación es un cálculo, de carácter solamente informativo y referencial, mientras que la cotización en cambio es una oferta única y personalizada para el cliente por un plazo definido.

  • UF:
  • Dólar:
  • IPC:
  • UTM:
  • al día