El crédito de consumo es un crédito o préstamo que está destinado a satisfacer las necesidades personales como viajes, compra de electrodomésticos, financiamiento de matrimonios y otros proyectos.

Para tener una buena salud crediticia sigue estos consejos:

  • Recuerda agregar la cuota de tu crédito de consumo dentro de los egresos de tu presupuesto familiar, así podrás planificarte mejor para los siguientes meses.

  • Paga las cuotas de tu crédito de consumo a tiempo, antes de la fecha máxima de pago. Así evitarás caer en una situación de sobre endeudamiento.

  • Recuerda que si cambias tu domicilio, debes informarle a tus acreedores (entidades financieras) lo más pronto posible.

  • Al tomar un crédito define la fecha de vencimiento de las cuotas lo más cerca posible de la fecha de pago. Es recomendable además, optar por el descuento por planilla o automático.

  • Una simulación de un crédito no es lo mismo que una cotización. La simulación es un cálculo, de carácter solamente informativo y referencial, mientras que la cotización en cambio es una oferta única y personalizada para el cliente por un plazo definido.

  • Ante cualquier problema con el pago de una deuda avisa a la entidad financiera para evitar atrasos en los pagos e intereses innecesarios.

  • Cuando contrates un crédito de consumo recuerda revisa y evalúa el valor cuota, plazo, Costo Anual Equivalente (CAE) y Costo Total del Crédito (CTC).

  • No dejes de pagar tu crédito, sino tu deuda crecerá y tendrás que pagar más por los intereses y comisiones

  • UF:
  • Dólar:
  • IPC:
  • UTM:
  • al día